Tres grandes revoluciones


Quiero hacerte 3 preguntas que en algún momento de mi vida me llegué a hacer y que las respuestas que encontré cambiaron todo el libreto de mi vida.

Primera pregunta:

¿Te has puesto a pensar que vas a salir en los libros de historia por haber caminado y vivido en una época que ha revolucionado el mundo?

La historia de la humanidad ha pasado por tres grandes revoluciones, la primera, conocida como la revolución agrícola, donde el hombre introdujo maquinarias en el proceso de arado y siembra.




La segunda gran revolución ha sido la revolución industrial, donde aparecen las fábricas y máquinas industriales que ayudaron a generar producción en masa donde unos pocos se hicieron los amos dueños de las máquinas y la gran mayoría, los operarios de ellas. Y déjame decirte algo, los que nacimos en el siglo pasado somos hijos de esta revolución industrial.




Y ahora estamos parados, respirando y caminando por la tercera gran revolución: La revolución de la información, gracias a la aparición de la internet hoy en día la información está al alcance de un clic.




Ahora viene la segunda pregunta:

¿Soy simplemente un espectador de esta tercera gran revolución o me gustaría participar en ella?

Me hice esta segunda pregunta porque vi que muchas personas se estaban haciendo ricas y millonarias gracias al internet y que los demás solamente usamos la internet para distraernos, buscar entretenimiento, consultar información, facilitar la comunicación, quizás automatizar algunos procesos y optimizar algo de tiempo.




Me di cuenta que a pesar de estar vivo en medio de una gran revolución aún mi mente estaba conectada para quedarse viviendo en la revolución industrial, así como un televisor me entretenía, un teléfono me permitía hacer llamadas, una computadora con internet simplemente era un instrumento más para resolver problemas cotidianos o terminaba siendo un elemento decorativo en el hogar.




Lastimosamente los que venimos de la revolución industrial hemos transmitido un legado de generación tras generación, de padres a hijos, un legado donde nos programaron desde pequeños que debemos estudiar (que no está mal) y formarnos (que no está mal) para ir y trabajarle a los amos de las máquinas (aquí es donde está el problema). Llama a estas máquinas empresas, fábricas, multinacionales, empleo o como lo quieras llamar, si, estamos programados a buscar luego de muchos años de preparación ganarnos la vida entregando nuestro tiempo a cambio de dinero.

Aquí viene entonces la tercera pregunta:

¿Sabías que esta revolución de la información además de cambiar la forma de comunicarnos, también cambió la forma de vivir y ganar dinero?

 Y te lo voy a explicar con estas tres verdades:

Si tu mente se queda programada en la revolución industrial, siempre cambiarás tiempo por dinero. Pero, si tu mente hace clic a los cambios que ha traído la revolución de la información, podrás cambiar talento por dinero.
Si tu mente se queda programada en la revolución industrial, siempre serás un partícipe en la construcción de los sueños de otros, si, te pagarán para que hagas realidad los sueños de un amo. Pero, si tu mente hace el cambio de chip a la revolución de la información, serás el único responsable para que tus sueños se hagan realidad.
Y finalmente, Si tu mente se queda programada en la revolución industrial, siempre tendrás el límite del operador de máquinas: cumplir horario, jornadas laborales, salarios con techo, vacaciones programadas. El riesgo de ser reemplazado o despedido o finalmente esperar una jubilación. Pero, si tu mente hace el clic a la revolución de la información, podrás ser el amo de tu propia máquina de dinero.

¡PUFFF! Mi cabeza reventó cuando descubrí estas tres verdades, Sí, el clic lo hice en poco tiempo, pero no fue de la noche a la mañana que comencé a vivir de la internet, tuve primero que hacer el clic para pasar luego por un proceso que te lo voy a contar a continuación.




Mi nombre es Juan Fernando Urrego y te quiero contar la historia de cómo desde el año 2017 comencé a vivir de la internet, y no solamente entretenerte con una historia sino también quiero que aprendas y reducir esa curva de aprendizaje por la que tuve que pasar para poder ver resultados.

En la próxima lección te voy a llevar a través del tiempo a la primera revolución agrícola y cómo dicha revolución nos enseña los principios de la siembra y la cosecha que debemos poner en práctica ahora para sacarle el mejor provecho a esta revolución de la información.

Si deseas ver esta explicación en video te invito a que visites el canal de YouTube de Vivir de la Internet dando clic en el botón de reproducción:

Juan Fernando Urrego

Emprendedor Digital


07/12/2021

258 Visitas


Más artículos relacionados

¿Qué tal te pareció el artículo?

Válido.
Por favor llena este campo correctamente.
Válido.
Por favor llena este campo correctamente.
Válido.
Por favor llena este campo correctamente.
Comparte este artículo

Usamos cookies para brindar nuestros servicios. Al utilizar este sitio web, acepta esto. Conoce nuestras políticas de Cookies